viernes, 24 de mayo de 2013

El extraordinario mundo árabe en relatos nocturnos

Hablar sobre "Las mil y una noches" es entrar en un mundo árabe que no se muestra como lo pintan las historias que nos enseñaron en algunas películas y cuentos infantiles. Para entender lo que significan sus fascinantes y bien entrelazados relatos, hay que comprender la cultura, costumbres y peculiaridades cotidianas en la vida de los musulmanes y quienes habitaron el medio oriente hace mil años (fecha aproximada cuando se recopilaron los cuentos). 

 
El mundo de "Las mil y una noches" encanta y sorprende.

Eso sí, no hay que dejarse fascinar por el entorno de esta joya literaria, pues se pensará que está dedicada también a los más pequeños de la casa. Como le aconsejo a mis estudiantes, quítense el "chip mediático" de muchas películas infantiles: estas obras, aunque son bellas e impresionantes, también son crudas y fuertes en cuanto a la violencia y trato a la sexualidad. 



Recuerden que para ese entonces, las religiones marcaban el estilo de vida de las civilizaciones medievales (incluidas las árabes) y aunque las artes y las ciencias avanzaron, no así fue con las costumbres ortodoxas y conservadoras, hasta radicales, en el trato a las mujeres y los "infieles". 


Sin embargo, no voy a aburrirlos con mi perorata. Que sea más bien Sherezade que los conduzca por estas extraordinarias narraciones que duraron "Mil y una noches".