lunes, 10 de junio de 2013

Cuando los zombies atacan en todo el planeta

Si pensabas que los muertos vivientes son algo nada más para entretenerse en las películas de terror, creo que debes empezar a leer esta entrada e interesarte en un posible final para la humanidad. 

Sí, parece ridículo pensarlo y hasta algo absurdo que el mundo pueda acabarse como lo muestra la exitosa serie televisiva "The Walking Dead". Incluso yo mismo me reía de pensar que los zombies podían ser peligrosos con su lentitud al caminar y su torpeza en atacar, pero tuvo que aparecer Max Brooks y bajarme de la nube de mi ignorancia para demostrarme que una horda de zombies es lo más letal que pudo haber creado la imaginación literaria.


 



Para quienes deseen conocer sobre él (breve reseña de él en Wikipedia) notarán que no es un escritor prolífico, mucho menos con una larga y numerosa bibliografía para ser recomendado; no obstante, al revisar entre la lista de los mejores libros sobre temática zombie, sus dos obras literarias (hasta ahora creo que las más famosas) están catalogadas como las mejores entre muchas otras que, si bien son interesantes, no manejan este tema con tanto ahínco y pasión como lo hace Max.

Para hablar sobre "Guerra Mundial Z: Una historia oral de la guerra zombie" (2006) me remito a mi primer encuentro con el libro pues opino que es la novela que narra de forma más realista lo que puede ser un apocalipsis zombie. Para empezar me llamó la atención por la publicidad que le hicieron a la película que protagoniza Brad Pitt (su compañía productora tiene los derechos del libro). Luego de ver el primer trailer y al notar los comentarios negativos sobre la película en cuanto a la comparación del contenido de la novela, quedé con una duda: ¿por qué los conocedores del libro se muestran tan molestos frente a -lo que me pareció- un buen primer vistazo fílmico de la novela? Para no quedar intrigado, que decidí buscar y descargar el libro.


Para entenderlo no es necesario ni obligatorio leer su anterior obra "Guía de supervivencia zombie" (2003), pero sí es recomendada por lo amplio y profuso sobre este tema. Leí en el comentario de un fanático del libro que esta obra te lleva a valorar más el hecho de permanecer vivo a cada minuto frente a lo que puede ocurrir. El capítulo que mejor me entretuvo fue el "Registro de ataques zombies" (sé que hay una versión publicada con cómics, pero no la he hallado), donde se describen con buenos detalles los "antiguos brotes" que se han registrado en la historia.

Regresando a "Guerra Mundial Z", tenemos una obra muy bien elaborada pues aborda la propagación a escala mundial del virus Solanum -agente viral que transforma al ser humano en un muerto viviente- y cómo afectó a la población de distintos países, según las etapas de este apocalipsis. Brooks no deja por fuera ninguna región del planeta en su descripción del holocausto zombie y a través de un funcionario de la ONU -cuando la guerra de casi 10 años contra los "zetas" terminó- recopila los testimonios y hechos en distintas personas de todo el mundo. Además, los detalles son tan crudos y fuertes que quien lo lea y no se conmueva de alguna forma con las descripciones de cada capítulo, entonces no le fluye sangre en las venas sino la cosa marrón viscosa que, según Brooks, tienen los zombies.

No describiré mucho de esta obra para no hacer extensa esta crítica, pero bien merecida tiene la valoración otorgada a esta narración oral -buena aplicación del término- sobre un ataque zombie. Luego de haber leído -de cabo a rabo- este libro, respeto más a los zombies como posibles armas despiadadas para matar. Gracias a Brooks, ya no puedo dormir tranquilo.